El cuaderno verde

martes, febrero 28, 2006

La Ciencia de los Privilegiados

La Monarquía española sigue sin pasar desapercibida y, en mi opinión, debería de dejar de hacerse notar, ya que un día, espero que no muy lejano, la sociedad se puede cansar y deje de tener valor su título de privilegio.

La polémica emerge cuando sale a la luz que células del cordón umbilical de, supuestamente, nuestra futura Reina Leonor, han sido transladadas a una clínica privada del pais de las libertades. Actualmente, en el nuestro no se pueden congelar este tipo de células con carácter privado y lo veo perfectamente lícito, ya que esto sólo favorecería a las familias con alto nivel económico. Esta operación le ha costado a la Familia Real unos 1500 euros, dinero que la mayoría de nosotros no podemos pagar para, en caso preventivo, curar una futura enfermedad de nuestros descendientes. Además, esta técnica no lo garantiza, todavía se encuentra en estudio.

Los Príncipes, como representantes de todos los españoles, deberían ser un poco más solidarios con el resto de sus conciudadanos y no permitirse tantos lujos que, a muchos, nos indignan y más, si contamos que ese dinero con el que: congelan células (también lo hicieron la Infanta Doña Cristina e Iñaki Undangarín con sus tercero y cuarto hijos), veranean en Mallorca (muchos no se pueden permitir pasar unas indignas vacaciones de una semana en Torremolinos), hacen bodas con sus respectivas celebraciones de más de 500 personas invitadas,... y, simplemente, se alimentan, sale del bolsillo del impuesto de todos los españoles. De esta manera sólo representan a una minoría en España.

Personalmente me considero muy a favor de la ciencia y de todos sus progresos, incluido de la congelación de células madre para su futuro aprovechamiento, pero creo que debería hacerse en provecho de todos, del que lo necesite en cada momento, no del que pague por ello.
Soy donante de sangre y de órganos (simplemente hay que dejarlo advertido) y no lo hago para mi propio beneficio, lo único que me aporta es la recompensa de tener la conciencia muy tranquila de que estoy haciendo algo para ayudar a otras personas que les hace falta, no me importa quienes, simplemente lo necesitan o lo necesitarán más que yo.

Los Príncipes habrían ganado un punto si, ya que tienen mucho dinero, hubieran donado esas células en vez de quardarlas para ellos solitos, ni aún siendo la futura Reina de España, lo cual todavía está por ver. Se votará en el Referéndum que se celebre en las próximas elecciones generales. Y ya que están de moda las proposiciones de Referéndum, podríamos plantear la inclusión de un tercer papelito (además del SÍ y del NO a que pueda ser mujer el Monarca español) que diga que se suprime la Monarquía y se sustituye por un modelo Democrático-Republicano. Es una utopía que ya va siendo hora de que se haga realidad, ya que en la transición española y por muy diversos motivos, que ya analizaré en otra ocasión, no pudo ser.

Pero nuestra sociedad todavía es muy Juancarlista. ¿Quizás cuando éste muera?

domingo, febrero 26, 2006

Reflexiones sobre la crisis de las caricaturas

Se ha hablado mucho en la calle sobre el tema de las caricaturas de Mahoma, lo que de nuevo ha dado pie a la exposición de las ideas que predominan sobre el mundo árabe-musulmán. Casi siempre se trata de comentarios a bote pronto, muy instintivos y sin apenas reflexión: <<¡son unos radicales!>>, <<¡vaya unos bárbaros!>>, <<¡cómo se ponen por unas caricaturas de nada!>>. He oído a muchos opinar así en los últimos días y creo que estas ideas son producto de una visión parcial y distorsionada de las sociedades musulmanas que se extiende como la peste. Una "gripe aviar ideológica" de nuestro tiempo que puede tener consecuencias muy nefastas.

· En primer lugar es una visión parcial porque como siempre que se pretende opinar sobre algún tema lejano que la mayoría sólo conoce a través de los medios de comunicación se tiende a generalizar, a tomar la parte por el todo. Se mete en el mismo saco a los más de mil millones de creyentes del Islám en todo el mundo. No hay tintes medios. Según esta visión todos los musulmanes han amenazado de muerte a occidente y apoyan a Al-Qaeda. Esta forma de pensar y de hablar tan común y tan ignorante es semejante a la que se usa por ejemplo cuando a los andaluces se nos califica como gandules, como una etiqueta que llevásemos marcada en la frente cuando viajamos fuera.

· En segundo lugar es una visión distorsionada porque es producto de una ideología sectaria, que establece fronteras; un pensamiento que se produce por "nosotros" sobre "los otros". De esta forma se enjuicia a los musulmanes según nuestros parámetros occidentales, sin considerar que se opina sobre sociedades en su mayor parte rurales y patriarcales muy distantes de nuestro mundo liberal de consumo. Muchos jóvenes musulmanes no pasan sus ratos libres en el centro comercial o en la discoteca sino en la mezquita, pierden la virginidad tras el matrimonio y un padre musulmán no toleraría que su hija saliese de casa sin el velo, al igual que un padre español hasta hace poco no hubiera permitido que su hija adolescente vistiese minifalda. Así, en el tema de las caricaturas se les ha pretendido someter forzosamente a la libertad de expresión, cuando nuestra sociedad sólo muy recientemente y con dificultades ha admitido este derecho hasta sus últimas consecuencias. Aunque hoy sea fácil aceptar la sátira e incluso el insulto hasta hace no pocos años eran capaces de desatar profundas conmociones sociales. Como botón de muestra en los años ochenta nuestro Tribunal Constitucional antepuso en su jurisprudencia el derecho al honor a la libertad de expresión, mientras que sólo llegados los noventa encumbró decididamente esta última por encima de aquélla, sin duda un reflejo del cambio de valores experimentado en este país en las últimas décadas.

En definitiva, creo que urge tratar este tema con sumo cuidado porque comienza a apreciarse un protoracismo generalizado entre los hombres de a pie, incluso entre los de más alto nivel educativo. Los medios de comunicación son los principales culpables, no sólo por reflejar irresponsablemente esa visión parcial y deforme que he comentado antes sino porque en esta ocasión ellos han sido los padres de la crisis de las caricaturas. No olvidemos que los dibujos fueron publicados en Dinamarca en septiembre del año pasado y que sólo meses más tarde de forma desafiante los publicaron los periódicos franceses alimentando una bola de nieve que no sabemos qué dimensiones alcanzará. No olvidemos tampoco que, más allá de las prohibiciones coránicas de reproducir la imagen de Mahoma, una de las caricaturas lo representaba con una bomba, transmitiendo un mensaje que desde que existe Al-Qaeda no sería el mismo que el de un dibujo de Jesucrito con un misil y que sólo puede ser interpretado como una nefasta y humillante identificación entre Islám y terrorismo. Nuestra relación con los países musulmanes es un asunto delicado y de gran trascendencia que no debe ser abordado de forma tan infantil porque, aunque están tan cerca nuestra, existe una distancia bastante considerable a nivel social, económico y de mentalidades. Mientras reducimos esa distancia la receta se compone de más comprensión y menos imposición porque estamos destinados a entendernos en este mundo cada vez más pequeño.

jueves, febrero 23, 2006

¡Diálogo con E.T.A. ya!

Los resultados que ha ofrecido el Instituto Opina sobre el diálogo con la banda terrorista, no deja lugar a dudas del deseo casi unánime de los españoles a terminar con un problema que ha sesgado la vida de mil personas. La encuesta revela que un 80% de los entrevistados está a favor del diálogo con E.T.A. Pero este dato habría que analizarlo, dado que no se especifica en qué términos y con qué condiciones se efectuaría dicha negociación. Nuestro Gobierno no deja de repetir que no se sentará a dialogar hasta que los terroristas dejen definitivamente las armas. Pero las armas llevan sin utilizarlas (para causar muertos) más de dos años. Es cierto que como asociación sigue activa haciendo concentraciones ilegales o ejerciendo lucha callejera (kale borroka). En Sevilla tenemos nuestra kale kanorra y no es problema de Estado. Esto no es más que una manera de ejercer presión al Gobierno para que no se olvide que sigue existiendo, pero lo realmente importante es que han dejado de matar.

Ahora le toca a los políticos dar el siguiente paso y empezar a negociar con Batasuna y E.T.A. Pero no en futuro a medio plazo, sino ya. Éste es el momento, sin más dilación. No creo que haga falta que salga un comunicado diciendo que se va a dejar de matar, cuando ya se ha dejado de hacerlo. La opinión pública está más de acuerdo que nunca antes, hay un consenso casi unánime de partidos, la cúpula de Batasuna estaría dispuesta a negociar y al PSOE le convendría bastante.

Todos sabemos que E.T.A, que no Batasuna, está cayendo. Ya no tiene razón de ser el terrorismo, no en los países del mundo occidental. Quizás, durante las 4 décadas de la dictadura, cuando no había posibilidad para el diálogo. Éste es el momento para que tengan ciertas esperanzas de conseguir algunas de sus pretensiones. Se les acaba su tiempo. Batasuna, sin embargo, sigue teniendo un importante apoyo de una parte de los vascos. Seguiría, si se legalizara, concentrando un muy considerable electorado, por lo que seguiría existiendo un conflicto de intereses si siguen nuestros políticos sin dar su brazo a torcer para dialogar, al menos por lo pronto, después llegarán las negociaciones.

Por último, tenemos una lacra, a la que llaman oposición, que se dedica a deslegitimar todo lo que dice o hace el Gobierno (Alfonso Guerra hubo un tiempo en que también hizo esto) y se ha convertido, desde el conocidísimo "váyase Señor González" en su forma de acción. Pero citemos los pilares, algunos obsoletos, otros conservadores, en los que se sostiene este partido: economía y petróleo (por delante de todo), familia, religión, empresa y política antiterrorista. Social y actualmente este último punto es uno de sus esencias más importantes. Si el terrorismo acabara, supondría una pérdida del miedo en la sociedad que intenta implantar el Partido Popular y la supresión de éste no le vendría nada bien a la derecha. Si le añadimos que el PSOE acabara con E.T.A., bajo su legislatura y con una política antiterrorista basada en el diálogo, en la tolerancia y en ceder un poco hasta llegar a un consenso (como lleva haciendo en estos casi dos años de mandato en el Gobierno con casi todos los problemas que le han ido saliendo), podría suponer un duro golpe para el PP.

Por todo ello, Señor Zapatero, reúnase ipso facto con el entramado de E.T.A. o Batasuna mejor, que en el siglo XXI hay cosas que se pueden resolver hablando y mientras que no me demuestren lo contrario, voy a seguir confiando (esperanzado) en que la vía del diálogo es la mejor para resolver las cosas, ya lo dijo el gran pensador Jesús Vázquez: "Hablando se entiende la Basca".

martes, febrero 21, 2006

ReOPAs

Tras conocerse el anuncio de OPA no hostil de la alemana E-on sobre Endesa, surgen no pocas preguntas acerca del futuro de la eléctrica española, la posición que adoptará el Gobierno ante la nueva situación y el futuro de los consumidores, a veces ajenos a estas disyuntivas pero no por ello inmunes a ellas. Sinceramente, no creo que el mayor perjudicado por el reciente vuelco en los acontecimientos sea Gas Natural, a quien el elevado precio de las acciones de Endesa en las últimas jornadas le hacía muy difícil abordar la operación pese a las presiones desde el Gobierno en ese sentido (después del esfuerzo realizado por justificarla y presentarla a la opinión pública española como algo favorable para todos los consumidores, la OPA tenía que salir adelante fuera como fuera). Más parece que le resulte casi un alivio el anuncio de E-on. Por su parte, parece que Endesa ya tiene lo que buscaba después de tanto tiempo desde que las intenciones de Gas Natural fueron anunciadas. E-on ha aparecido como su caballero blanco que la salva de ser comprada por la empresa gasística catalana.

Si se quiere buscar perjudicados por este nuevo panorama, resulta difícil pensar en otro que no sea el Gobierno. Francamente, después de todas las facilidades concedidas a Gas Natural para poder llevar a cabo su operación, no tendrá demasiados argumentos para oponerse a la nueva excepto apelar al espíritu patrio intentando convencer a los ciudadanos de que siempre será mejor que la compra sea llevada a cabo por una compañía española antes que por una extranjera. Pero no siempre eso es lo mejor. La compra de Endesa por Gas Natural supondría la eliminación de facto de un operador en el sector energético. De llevarse a cabo por E-on, se mantendrían los dos operadores actuales independientes. Y resulta más que evidente que en un mercado con tan poca competencia como es el de la energía en España, tener un operador más o uno menos es una cuestión fundamental de cara a los derechos de los consumidores. Hasta factores circunstanciales mencionados con anterioridad por el Gobierno se vuelven ahora en su contra. Repetido hasta la saciedad para justificar la OPA hostil de Gas Natural era que la empresa resultante sería un gigante en el mercado energético europeo, a mayor gloria de España y todos los españoles. Y si ese fuera un elemento a tener en cuenta, habría que recordar que de la fusión de E-on y Endesa saldría uno de los operadores energéticos más grandes de todo el mundo. Me da a mí que nuestro querido presidente Zapatero o Zapatero Presidente (ZP, ¡qué bonita que fue aquella campaña!) se ha quedado con el culo al aire.

Mientras tanto, desde Cataluña, sus socios hablan de fobias a las empresas catalanas como explicación para las preferencias que algunos puedan tener a favor de la empresa alemana en detrimento de Gas Natural. Y entre tanta confusión aparece nuestro querido Mariano, jefe de la oposición, en un tono mucho más sosegado que cuando fue anunciada la anterior OPA, diciendo que es el Gobierno quien ha provocado esta situación al intentar pagar supuestos favores políticos tomando partido por una de las dos compañías. Cuidado, Marianín, vaya a ser que los próximos Consejos de Ministros te deparen alguna sorpresa y tengas que volver al ruedo político poniendo el grito en el cielo como tan acostumbrados nos tienes últimamente. A meterle el miedo en el cuerpo a los españoles: ¡Cuidado, que vienen los catalanes!

Y es que, si algo ha quedado claro después de todo este embrollo, es que nuestros políticos tienen demasiados intereses en estas operaciones financieras en las que las cifras que se manejan marean y donde debería prevalecer ante todo el bien de los consumidores, algo que parece difícil a estas alturas. Otro ejemplo más de manipulación política en ámbitos donde ésta no debería tener cabida. Aunque esto ya no sorprende a casi nadie y no voy a empezar aquí a poner ejemplos sangrantes porque nos los conocemos casi todos.

Quienes parecen que sí pueden estar de enhorabuena por la noticia son los accionistas de Endesa. La oferta de E-on mejora en un 30% la de Gas Natural. Y algunos vendiendo sus acciones hace menos de un mes. Si es que los hay con suerte…

domingo, febrero 19, 2006

Tunning


Me llama la atención cómo ha crecido en los últimos años la afición por los coches. Voy al kiosko y me quedo sólo en el rincón de actualidad y política, mientras que a mi lado hay cinco o seis tíos ojeando revistas de coches. Hace unos años la sección de revistas de cualquier quiosco o centro comercial era un mural de prensa rosa pero ahora Ana Rosa y compañía tienen de vecinos a Todotunning, Megacoches y Supermotor. Por otro lado, están las concentraciones de coches tuneados, los canis haciendo ruido con su reggaeton y en el otro extremo de la escala social los pijos de veintipocos con sus “cochazos” regalo de papi.

Personalmente no le encuentro ningún atractivo a este hobby del motor. Tengo un coche antiguo que me lleva de un sitio a otro y no pido más. Cuando surge el tema de conversación “coches” simplemente me escabullo. Creo que esta moda es un reflejo más del materialismo y preocupación por la imagen, valores en auge en nuestra sociedad. Me intriga saber que opina el foro sobre este tema. Mandad vuestros comentarios.

sábado, febrero 18, 2006

¿Por qué Palestina?

Como firme defensor de la causa palestina me encuentro en bastantes ocasiones con la extrañeza ajena por mi apasionado interés en un asunto tan distante-al menos en lo geográfico-. A veces incluso se me acusa de no pensar en los cientos de conflictos y sufrimientos olvidados por los medios de comunicación: las guerras tribales de África, el hambre generalizado en el tercer mundo o sin ir más lejos los problemas de mi entorno inmediato: la precariedad laboral, la violencia doméstica o la plaga de canis en Sevilla.

Pero lo cierto es que me duele Palestina. Para mí Palestina es un sentimiento de indignación, de rabia y de injusticia. Y como a mí, Palestina despierta las pasiones de muchos más por todo el mundo. Existen organizaciones de solidaridad en muchos países, cientos de voluntarios trabajan en los territorios ocupados, está presente constántemente en los medios de comunicación y aglutina a todo el mundo árabe y musulmán desde el Magreb hasta Indonesia. ¿es de verdad tan importante Palestina?, ¿qué tiene de especial Palestina?, en definitiva, ¿por qué Palestina?

Pues porque el valor que durante siglos ha movido con más fuerza a los hombres ha sido la libertad y en Palestina se ha suprimido ésta. Desde los tiempos de Espartaco en Roma hasta los de la transición en España pasando por los de William Walace en Escocia o por la resistencia española a la invasión napoleónica, no hay una idea que mueva con más determinación a los hombres que la conquista de la libertad. ¿acaso la igualdad, la discriminación o las mejoras económicas encienden los ánimos de los hombres con tanta fiereza como la falta de libertad?

Se trata de la invasión de un país en pleno siglo XXI, cuando creíamos que las colonizaciones modernas se basaban sólo en lo económico y no en lo político. En la era de los derechos humanos Israel pretende anexionarse un territorio de la misma forma que España conquistó Sudamérica en la edad media o que las potencias europeas se repartieron África en el siglo XIX. En esta nuestra era de los derechos humanos el Estado judío pretende el exterminio sutil de todo un pueblo y la construcción del Gran Israel biblico legitimándose en unas escrituras de miles de años de antigüedad.

Por eso Palestina. Aunque la despolitización y la comodidad de nuestra sociedad nos aleje la comprensión de la magnitud del problema hemos de entender que en Palestina falta lo más básico que tenemos los seres humanos. Porque se trata de nuevo de la lucha por la libertad. Por eso Palestina es tan importante; por eso Palestina es un símbolo de nuestro tiempo; por eso Palestina es la causa de libertad de nuestra generación. Por eso, ¡VIVA PALESTINA LIBRE!


Inaugurado blog

Se inaugura el blog de opinión política "El cuaderno verde".