El cuaderno verde

martes, abril 18, 2006

LA HISTORIA DE ISAAC Y MOHAMED

Érase una vez el pequeño poblado de Villa Injusta, de sólo 198 familias, entre ellas las de Isaac y Mohamed, dos vecinos con fincas colindantes. Isaac, había sido un sin techo pisoteado por algunos de los habitantes de Villa Injusta hasta 1948, Ese año, gracias a su amistad con “el tío George”, uno de las personas más poderosas e influyentes del poblado, el Ayuntamiento expropió el 50 % de los terrenos de la parcela de Mohamed y se los regaló a Isaac con la justificación de que hacía 3000 años esas tierras habían sido de los antepasados de su familia. No contento con lo que se le concedía, Isaac proclamó sus derechos sobre el 50 % restante, y se anexionó por la fuerza toda la propiedad de Mohamed. Éste, desconcertado, pidió al Ayuntamiento que se aplicase la ley, pues, precisamente en aquella época, se acababan de publicar bonitas normas sobre los derechos y libertades de los ciudadanos de Villa Injusta. Pero lamentablemente, el poder en el pueblo de nuestra historia está controlado por un grupo de gerifaltes corruptos –los capos George, Vladimir, Jacques, Hu y Tony-, que hicieron la vista gorda con las gamberradas del vecino Isaac, desobediente pero, en el fondo, rico. Como mucho los caciques de Villa Injusta podían publicar una serie de edictos en los que se regañaba a Isaac, y se le decía que si no se portaba bien el tío George le retiraría la paga; pero en ningún momento se le amenazó, ni con un azote en el culo.

Y hasta hoy Isaac no se ha portado bien; además de robar las tierras a Mohamed, ha construido en ellas y las ha fragmentado, regalándole casas a sus hijos, ha talado los olivos y dejó a Mohamed sin agua cuando se apoderó de un riachuelo que cruzaba la parcela, les ha encarcelado amurallando la finca, ha controlado la salida y entrada de Mohamed y de su familia, les ha escupido, maltratado, humillado, raptado, asesinado... Algunos de los hijos de Mohamed intentaron organizarse para defenderse del siniestro Isaac, pero un abismo separa las fuerzas de Mohamed y familia de la de sus vecinos, lo que trajo la resignación del resto de los parientes. Con todo, algunos, presos del odio, de la ira y de la desesperación, han sacrificado su vida por los suyos. Por las calles de Villa Injusta se les llama con desprecio terroristas, calificativo que parece no estar reservado para Isaac porque, gracias al fabuloso poder manipulador de Tele Injusta, los peces gordos del poblado han dibujado un mundo de fantasía y colorines, de sherifs buenos y peligrosos maleantes. Mohamed, que no es rico ni tiene amigos influyentes pertenece por supuesto al grupo de estos últimos. Según Tele Injusta, sólo un pobre puede ser terrorista y, aunque quiera defenderse porque un rico va a acabar con él, será un terrorista. Los ricos abusones no son terroristas. Son soldados, que usan la violencia para contener a los peligrosos pobres rebeldes que no saben aceptar su condición de parias. Por si fuera poco, los miembros de un club de clase alta de Villa Injusticia que se hacen llamar “los europeos” y que, cómplices de los crímenes de Isaac, donaban hipócritamente unas limosnas a Mohamed para que pudiera sobrevivir, decidieron la semana pasada que no se merece estas ayudas por ser un terrorista.

Este es el final de la historia, o al menos lo que se sabe de ella hasta ahora. No es un final feliz como el de los cuentos. El malo se sale con la suya y el bueno pierde. Pero por desgracia no puedo inventarme otro final porque ésta no es una historia de ficción. Se trata de la historia real de Israel y Palestina. Tú y yo participamos en ella, somos habitantes de este miserable pueblo, socios del club de los europeos, al que se le llena la boca hablando de justicia y derechos humanos y que con la supresión de ayuda financiera a los palestinos va a causar una catástrofe humanitaria. Ese mismo club que -a pesar de que los dirigentes del Estado Israelí rehúsan aplicar la IV Convención de Ginebra, no reconocen un Estado Palestino, no respetan los acuerdos firmados y no renuncian a la violencia contra la población civil palestina- no ha amonestado a este Estado en ningún momento. Sin embargo nuestro club dice que los palestinos son terroristas y les exige lo que es incapaz de exigir al gobierno de Israel, que es sin embargo el Estado agresor. ¿sigues creyendo aún que los palestinos son terroristas? ¿quién es entonces el terrorista, Isaac o Mohamed?
¡VIVA PALESTINA LIBRE!

3 Comments:

  • Fernando tu has escrito esto? es un cuento increiblemente bueno.... se me han bajado las lagrimas, me ha emocionado la forma tan sencilla, clara y directa con la que se resume la historia y la honestidad con que describes el papel de los habitantes de "villa injusta"..... que como bien dices se llenan la boca hablando de "derechos humanos"..... recibe un abrazo grande, y ya sabes que siempre queremos tomar un cafe contigo cuandos estas por aqui.

    Samia

    By Blogger Samia, at 9:24 a. m.  

  • ¡Gracias Samia! No sabes lo que me alegra que te haya gustado. No dudes de que avisaré cuando pase por Ramallah. :) ¡ánimo y seguid fuertes!

    By Blogger nandocrak, at 10:11 p. m.  

  • Uníos a nuestro blog por Palestina:

    aqsalibre.blogspot.com

    Un saludo

    By Blogger Comunidad Islámica de Ávila, at 3:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home